Martin Garrix

Martin Garrix ha llegado a la cima mundial del pop así como de la electrónica y aún le queda mecha. El artista más molón de la música dance ha encabezado festivales por todo el mundo, ha fundado su propio sello, ha orientado a otros artistas y ha ganado el número 1 en el Top 100 de la revista DJ Mag tres veces consecutivas. Su pasión, ambición y madurez no tienen comparación.

Bebe Rexha

La nativa de Nueva York y nominada a los Grammy® Bebe Rexha es una fuerza musical a tener en cuenta. Ha acumulado más de 12 millones de ventas de single, más de 6 billones de descargas y una audiencia de radio de más de 10 billones. "Expectations", su anticipado álbum debut y álbum de oro (a la venta desde junio del 2018), incluía el increíble single "I'm a Mess" y el éxito rompedor "Meant To Be" (con Florida Georgia Line).

Ava Max

La estrella del pop albano-americana Ava Max se ha convertido en un fenómeno viral con su vibrante voz, su estilo único y sus canciones intensamente feministas como "My Way" y "Not Your Barbie Girl", que han amasado más de 10 millones de reproducciones entre Youtube y Musical.ly. Su éxito más reciente, "Sweet by Psycho" ha sido descrito por Billboard como "instantáneamente adictivo" y ha escalado hasta la cima de las listas Global y USA de Spotify. Las cosas están ciertamente interesantes para la nueva estrella y con más música en el horizonte, Ava Max continúa consolidando su estatus como artista.

Wiley

A menudo apodado como el "Padrino del Grime", Wiley se ha convertido en una figura clave en el mundo de la música grime. Fue nombrado miembro de la Orden del Imperio Británico (MBE) y fue galardonado con el Premio a la Inspiración en los Premios Ivor Novello de 2019. Con 3 números uno y 7 Top Ten singles en Reino Unido, Wiley ha conseguido popularizar la música grime. Su último single, "Boasty", con Idris Elba, Sean Paul y Stefflon Don, se convirtió en un éxito masivo que estuvo más de 10 semanas en el Top 20 de singles del Reino Unido y con más de 50 millones de visitas en YouTube. Con una carrera que abarca casi dos décadas, Wiley se ha convertido en uno de los artistas más influyentes de la escena musical británica en la actualidad.

Colaboradores